A través del tacto el niño explora y reconoce los objetos. Superficies con diferentes características le ayudan a conocer el mundo que les rodea.

Estimula la curiosidad, la vista y la motricidad.

Ideal para la dentición.

Indicado desde 3 a los 24 meses.

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.